REFLEXIÓN

Acoso callejero

«SHT SHT, MAMITA…» Es acaso la peor frase que una mujer puede escuchar en la calle porque luego de ese sonido repetitivo, seguido del sustantivo y adjetivo, viene una patanada que nos atrae muchas emociones, ninguna buena, vale decirlo. INVITADISIMOS A LEER, A DISCUTIR Y A COMPARTIR ESTE LINK: Nota completa

leer más